❝ Centrados en tus intereses ❞

  • Cepyme Alicante en Facebook
  • twitter
  • youtube

Nuestros colaboradores

  • iDominiun Cloud Computing BANCO MARE NOSTRUM CAJA MURCIA NCS SOFTWARE SGR COMUNIDAD VALENCIANA
  • LOGIC GLOBAL ICON SOLER JURIDICO ECONOMICO CEDENPRO S.L DIFUSIÓN COMUNICACIÓN
  • OBSERVATORIO ECONÓMICO PROVINCIA DE ALICANTE Grupo Glorieta CIENTO16 COMUNICACION PROJURI Consultores
  • AUDIBERS AUDITORES Oftalmar SGR COMUNIDAD VALENCIANA GRUPO COFFEE
  • CENTRO DE NEGOCIOS ALICANTE IVE INSTITUTO VALENCIANO DE LA EDIFICACIÓN BANCO PICHINCHA Fundación FUNCAVIS
  • CURRICULUM SELECTOR AUDITEC ASESORES Cajamar A PUNTADAS
  • URBANA IDR Hospital Internacional Medimar

Actualidad Cepyme

Publicada el 04-09-2017

Alicante suma menos cotizantes que en 2008 para respaldar 40.700 pensiones mas

Imagen de tres personas mayores paseando por Alicante

El presente y futuro de las pensiones es uno de los temas que con frecuencia viene ocupando gran parte de las conversaciones de los españoles en las barras de bar, en las comidas de amigos y las familiares. Y con preocupación en los últimos años, porque la revalorización de las prestaciones es del 0,25%, en vez de actualizarse con la evolución de los precios (IPC), de acuerdo con lo fijado en la última reforma de las pensiones de 2013. Una norma aprobada por el Ejecutivo en pleno periodo de crisis.

También, tradicionalmente, las pensiones han sido uno de los asuntos más sensibles para los partidos políticos. Ahora, sería una de las denominadas «líneas rojas». El Gobierno se ha comprometido a escuchar las recomendaciones del Pacto de Toledo para reforzar el sistema y su futuro de cara a fijar su política de pensiones, según manifestó la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, en julio pasado.

Los parados de larga duración y los propios pensionistas son de los colectivos que ven con más preocupación la evolución del sistema. Más, tras la reforma de 2013 y la ampliación de la edad de jubilación de los 65 a los 67 años. Sobre todo porque a la vuelta de nueve años, desde 2008, hay menos trabajadores cotizantes para respaldar las prestaciones de más pensionistas. Sucede en España y también en Alicante.

En julio del pasado año, la Seguridad Social contaba en la provincia con 643.874 cotizantes menos que en el mismo mes de hace nueve años, en los primeros compases de la crisis. Y, por contra, el número de pensionistas se ha incrementado. Los 311.347 alicantinos que cobran ahora una pensión representan 40.733 más que en 2008. Y aunque la prestación media en la provincia ha aumentado en estos años, los 799,08 euros mensuales que perciben ahora se sitúa muy por debajo de los 922,17 que cobran de media los retirados en España o los 849,39 del promedio en la Comunidad.

Cierto es que, la Seguridad Social ha ganado en España y en Alicante nuevos cotizantes en los últimos meses por el impulso que la recuperación económica ha dado al empleo. Sin ir más lejos, en marzo, el total de inscritos en el sistema en Alicante no alcanzaba la cifra de los 600.000. Eran 599.790, según los mismos datos del Ministerio, y ahora superan los 643.800.

Pero para los sindicatos, este avance y la tendencia al alza que se prevé no acabarán con el desfase.

¿Por qué? Porque el aumento de las afiliaciones que se está produciendo se basa en cuantías inferiores a las de antes de las crisis por la temporalidad de los contratos y los bajos salarios. Esta semana, el sindicato UGT, a nivel estatal, advertía de que el 10% de trabajadores no puede hacer frente al gasto básico de alimentación al tener un sueldo inferior al Salario Mínimo Interprofesional (SMI), establecido en poco más de 707 euros».

Cuantías más bajas

«Trabajos breves, pocos consistentes y de escasa trayectoria arrojan cotizaciones bajas e intermitentes con una merma en la calidad. Y la consecuencia se reflejará en el cómputo de nuestras futuras pensiones o prestaciones», advierte Yolanda Díaz, responsable de Empleo de UGT en l'Alacantí- La Marina. Además, la representante sindical señala que en Alicante hay una «mayor incidencia de la economía sumergida. La provincia lidera año a año las tablas de empleo irregular detectado», recuerda.

También CC OO en l'Alacantí-La Marina pone el acento en el «daño» que las «"medidas anticrisis" del Gobierno (recortes sociales y reformas laborales) han provocado en los trabajadores. La situación es de un encarecimiento del gasto de las pensiones, que descansa en un menor número de personas trabajadoras y en un mayor número de jubilados», incide José María Ruiz Olmos, responsable de comunicación del sindicato.

En este sentido, señala que en los últimos años se viene produciendo un aumento del número de jubilados, «muchos de ellos provenientes de la Administración y que cuentan con largas y completas carreras de cotización». La provincia ha pasado de tener 163.417 jubilados -julio de 2008- a los 195.649 actuales. Y la prestación ha aumentado en el mismo periodo de los 711,08 euros al mes a los 908,20. Es decir, que pese incrementarse la cuantía, muchos pensionistas alicantinos, al igual que muchos trabajadores de este país, no llegan a ser ni mileuristas. El promedio de la prestación por jubilación en España es de 1.065,43 euros mensuales.

Pero para CC OO, esta situación es «una foto fija a corto plazo», porque de cara al futuro advierte de que hay «un importante número de personas de mayores de 45 ó 50 años que la crisis ha expulsado del mercado laboral y cuyas expectativas de empleo son pocas». Así, prevé que a medio plazo «la cuantía de la pensión media baje por la caída de los salarios y por los periodos sin cotizar que se van a ir acumulando».

Para el sindicato, «el sistema es sostenible», aplicando medidas que aumenten los ingresos. Las dos organizaciones sindicales han propuesto ya al Gobierno distintas alternativas. Para ellos, la primera y más «eficaz» es crear «más empleo y de calidad», lo que incrementará las cuantías. UGT también plantea que la aplicación del índice de revalorización (0,25%) «impuesto por la reforma de 2013 debe derogarse porque empobrece a los pensionistas y ahoga el sistema», añadía Yolanda Díaz.

Lo que se paga con la cotización

Ruiz Olmos también considera que «uno de los problemas del sistema de pensiones es que carga con una serie de gastos que no deberían cubrir las cotizaciones o que podría asumir vía presupuestos, como las pensiones de viudedad u orfandad, la bonificación de las cuotas empresariales o los gastos de administración del propio sistema. Deberían ser cubiertos por los Presupuestos Generales -incide- y no por el dinero de las pensiones».

Además, las organizaciones consideran que «ha llegado el momento de que la Administración apoye el sistema de pensiones, que son un derecho», manifiesta el representante de CC OO, quien considera un error «pedir un préstamo bancario para cubrir las pensiones (se hizo a finales de junio para cubrir las dos pagas extra de los pensionistas de este año, combinándolo con el Fondo de Reserva), cargando al sistema con créditos que los debilitarán más».

FUENTE DIARIO INFORMACIÓN