❝ Centrados en tus intereses ❞

  • Cepyme Alicante en Facebook
  • twitter
  • youtube

Nuestros colaboradores

  • BANCO PICHINCHA CIENTO16 COMUNICACION OBSERVATORIO ECONÓMICO PROVINCIA DE ALICANTE CENTRO DE NEGOCIOS ALICANTE
  • DIFUSIÓN COMUNICACIÓN SOLER JURIDICO ECONOMICO AUDIBERS AUDITORES Hospital Internacional Medimar
  • LOGIC GLOBAL ICON IVE INSTITUTO VALENCIANO DE LA EDIFICACIÓN CEDENPRO S.L GRUPO COFFEE
  • Grupo Glorieta Cajamar SGR COMUNIDAD VALENCIANA PROJURI Consultores
  • A PUNTADAS NCS SOFTWARE AUDITEC ASESORES CURRICULUM SELECTOR
  • iDominiun Cloud Computing Oftalmar BANCO MARE NOSTRUM CAJA MURCIA Fundación FUNCAVIS
  • URBANA IDR SGR COMUNIDAD VALENCIANA

Actualidad Cepyme

Publicada el 22-08-2017

La CEV trata de desactivar la creacion de una patronal paralela impulsada por Alicante y Castellon

Se avecina guerra total entre la patronal autonómica CEV y las organizaciones empresariales de Alicante (Coepa y Cepyme) y Castellón (CEC) a cuenta de que quién asume el mando de la representatividad del empresariado en la Comunidad Valenciana. Como publicó ayer este diario, Coepa, Cepyme-Alicante y la castellonense CEC tienen pensado usar el esqueleto jurídico que aún queda en Cepymeval (la patronal autonómica de las pymes) para a partir de su estructura activar una patronal paralela a la CEV, que dé cabida a las empresas de Alicante y Castellón que no se han integrado en la entidad que preside Salvador Navarro al considerar que esta no iba defender los intereses de las provincias de Alicante y Castellón. El objetivo, competir por la captación de empresas y federaciones sectoriales y por la captación de ayudas de la Ley de Participación Institucional que prevé la Generalitat. El plan, no obstante, tiene algunos obstáculos. De hecho, en la nueva patronal autonómica se duda abiertamente de la viabilidad jurídica de los movimientos que están explorando las provinciales de Castellón y Alicante. El mayor riesgo para esta alternativa radica en que Cepymeval se estime como una sucesión de la desaparecida Cierval, que se ha extinguido a su vez con cuantiosas deudas. Los estatutos alimentan, a priori, esta interpretación porque señalan a la confederación de pymes como una asociación creada «en el seno de Cierval» e incluso sitúan su sede social en el mismo inmueble que el de la antigua patronal regional (el palacete de la calle Hernán Cortés, en el centro de Valencia, está cerrado a cal y canto desde hace meses).Si la administración autonómica o los jueces ratificaran la sucesión de empresas, tanto los acreedores de la extinta autonómica como los extrabajadores que han denunciado su despido podrían reclamar sus derechos ante Cepymeval.

Este escenario precipitaría la desaparición de la entidad que representa los intereses de las pequeñas y mediana empresas de la Comunidad.La vinculaciónLa amenaza parece no preocupar en exceso a los promotores de este proyecto, que insisten en que Cepymeval es una organización independiente, con plena personalidad jurídica, y por tanto su futuro no estaría vinculado al de Cierval. Los empresarios adscritos a la CEV discrepan. Paradójicamente, los estatutos de Cepymeval, que datan de 2003, recogen un órgano para coordinarse con la antigua autonómica. Se trata de la «junta consultiva», en la que participan miembros de ambas instituciones, y que carecería de todo sentido en el actual contexto. No obstante, este comité resulta clave porque le corresponde dirimir las posibles discrepancias que surjan en torno «a la actividad y funciones de esta organización, o la representación institucional», así como a posibles interpretaciones de los estatutos.

El camino de la reforma estatutaria estaría vetado para las territoriales díscolas. Pese a que ambas aglutinan el 59% de la organización, requieren de una mayoría reforzada de tres cuartas partes de la asamblea -es decir, tendrían que contar con CEV- para sacarla adelante. Desde Cepyme Alicante no creen necesario llevar a cabo ninguna modificación, ya que Cepymeval ya tiene carácter autonómico.El plan, viableDesde Alicante lo tienen claro. El plan de hacer de Cepymeval una «verdadera» patronal autonómica es viable, aunque reconocen que todavía se tienen dar algunos pasos previos, como son la convocatoria de una asamblea, la destitución del presidente -el castellonense Juan Manuel Suárez- y la renovación de los órganos de gobierno, según apuntan fuentes empresariales conocedoras de las conversaciones que se llevan a cabo estos días entre las confederaciones alicantinas y castellonense. Para superar estos escollos valdría con que los empresarios de Alicante (Cepyme) y Castellón presentes en Cepymeval se unieran. Coepa, que no está en Cepymeval, se sumaría a Cepymeval posteriormente.

Falta por aclara como se realizaría este encaje en la entidad. Estas organizaciones empresariales están convencidas de que Suárez, al que consideran un «mero títere de la CEV», tiene que saltar de Cepymeval, porque «además ha incumplido los estatutos de Cepymeval». Y mientras Coepa y Cepyme-Alicante sondean la alternativa de Cepymeval para hacer frente a la CEV, las dos organizaciones siguen trabajando en una futura entidad que aglutine al empresariado alicantino e una nueva institución. No en vano, ya existe un borrador de estatutos que sería el cuerpo jurídico de la nueva organización en la que participarían Coepa, Cepyme y otras federaciones sectoriales. La intención es tener lista esta nueva 'marca' empresarial para septiembre.

FUENTE DIARIO EL MUNDO